Plasma Rico en Plaquetas

Plasma Rico en Plaquetas Tradicional

El plasma rico en plaquetas es una técnica de regeneración celular. Consiste en extraer el plasma de la propia sangre del paciente, concentrar sus plaquetas e inyectarlas, en pequeñas dosis, en las zonas a mejorar o tratar.

Una gota de sangre contiene aproximadamente 250.000 plaquetas, ellas son las células más pequeñas de la sangre y tienen como principal función la formación del coágulo cuando tenemos una herida, es decir, logran el cierre de la herida. Las plaquetas están constituidas por los llamados “Factores de crecimiento”, son proteínas encargadas de transmitir señales a la célula para que estas empiecen a formar un tejido nuevo.

Por eso, podemos a través del “Plasma rico en plaquetas” recuperar todo tipo de tejido, lo que en estética se utiliza para producir un rejuvenecimiento de la zona en donde se aplica. Después de unos 15 hasta 30 días, se nota une mejoría en la piel, la cual se verá más suave, hidratada y luminosa. También hay un efecto sobre las arrugas finas, las que se verán mas lisas debido a la mayor elasticidad de la piel. Se recomienda hacer  3 sesiones, una vez al mes cada una, para un resultado optimo. Este tratamiento sirve tanto para rejuvenecimiento facial como para mejorar apariencia de estrias, cicatrices, manchas, rosàcea, celulitis y para potenciar el crecimiento del cabello en caso de cabello dèbil y alopecia, mejorando su acciòn con la mezcla de Biotina.

Plasma Premium

El plasma Premium lo utilizamos en los casos en que ya hay líneas de expresión o arruguitas más notorias, para lo cual trabajamos con mayor cantidad de plaquetas y además trabajamos arruga por arruga inyectando más cantidad de plasma en ellas además de en el resto del rostro.

Consiguiendo un resultado más notorio, un 20% recién terminada la sesión, y hasta un 50% más pasados los 30 días de la primera aplicación.

Plasma Flash

El plasma Premium lo utilizamos en los casos en que ya hay líneas de expresión o arruguitas más notorias, para lo cual trabajamos con mayor cantidad de plaquetas y además trabajamos arruga por arruga inyectando más cantidad de plasma en ellas además de en el resto del rostro.

Consiguiendo un resultado más notorio, un 20% recién terminada la sesión, y hasta un 50% más pasados los 30 días de la primera aplicación.